CIERRE DEL CONGRESO DE COMUNICACIÓN: “LOS PUEBLOS TENEMOS MILLONES DE COSAS PARA PODER COMUNICAR”

20160924_195803

El cierre del III Congreso de Comunicación y Periodismo de la Asociación Madres de Plaza de Mayo tuvo como oradores al periodista Víctor Hugo Morales, al intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi; al cineasta Tristán Bauer; y a la presidenta de la Asociación, Hebe de Bonafini.

Ferraresi habló sobre la relación de los gobernantes con los medios de comunicación. Y en ese contexto se refirió a cómo los medios pueden mentir descaradamente por no recibir dinero a cambio y dijo: “Yo soy hincha de Argentino Juniors y el Diario Popular tiene un suplemento que se lama ‘El Sureño’, que sale en Avellaneda. Me metió seis tapas en contra para extorsionarme. Pero me enojó cuando sacaron una editorial diciendo que yo me había deprimido porque Argentinos Juniors se había ido al descenso y me había ido a vivir a mi casa de la Paternal. Jamás viví en La Paternal, siempre viví en Avellaneda, entonces me enojé”.

“En ese tiempo tenía que hacer una obra de desagüe en la calle en donde tiene la distribución ese diario y le levanté todo el asfalto y no lo pudieron distribuir. Entonces me llama Juan Manuel Abal Medina, que era jefe de gabinete, y me dice que la jefa estaba recontra caliente conmigo porque ese medio nos ayuda. A lo que le contesté que los ayudaba a ellos, no a mí. Al otro día fui a una reunión entre Abal Medina, Jorge Fascetto de Diario Popular y yo. Me fui con las 6 tapas y el del diario saca una tapa y me dijo que esa me iba a molestar más. Decía: ‘Intendente kirchnerista contra la libertad de expresión’. A partir de ese día para El Sureño yo no existo. Me recortan de las fotos, no me mencionan para nada. Quedó claro que la intención era sacarme la pauta: una extorsión. Yo no iba a permitir eso ni tampoco como hacen algunos de pagar para que no hablen mal de vos”, describió Ferraresi.

Luego se refirió a lo que fue el manejo mediático del kirchnerismo al advertir que “a veces nos equivocamos al poner empresarios que solo vayan a lo económico. Muchas veces no es necesario ganar sino comunicar. Muchas veces nos cuesta comunicar pero tenemos una herramienta que ellos no tienen y es la militancia. Ese laburo boca a boca es la mejor forma de comunicar”, cerró.

Acto siguiente tomó la palabra Tristan Bauer quien indicó que “vivimos en un mundo en donde en los últimos diez años vimos una transformación en el mundo tecnológico como nunca el ser humano lo había visto. A partir de la digitalización de la palabra y de las imágenes, empezamos a habitar un nuevo paradigma. Es muy gráfico lo que ocurrió en Brasil. O Globo, este conglomerado que nos hace acordar a Clarín, tiene un poder que pudo más que 54 millones de votos. Tenemos que tomar conciencia del daño que le pueden hacer a las sociedades. Ellos van construyendo sentido en la sociedad. Hay una nueva forma de colonialismo”, dijo Bauer.

 Más adelante sostuvo que “para contrarrestar este poder que quieren ejercer y aplicar el ‘Macri, pará la mano’ debemos salir a la calle. Eso hizo que el tarifazo del 400% se revea, que la detención de Hebe no se lleve a cabo, a ellos les molesta la gente en la calle, que salgamos a pelear y ahí se detienen. Se sienten impunes por la protección mediática que gozan, pero nosotros tenemos esa capacidad para salir a la calle y mostrarnos. Debemos comunicar de esa forma: en las calles, hablando, contando, alentando al compañero que debe salir a pelear. La Madres tuvieron una vez un megáfono muy pequeño en la Plaza se transformó desde la memoria y la lucha de los 30.000 desparecidos, en una voz gigantesca y que quedará para siempre porque esa voz no se apaga nunca y resonará de generación a generación”, sostuvo el cineasta visiblemente emocionado.

Por su parte, Víctor Hugo Morales comenzó agradeciendo: “Esto es reparador”. “Los medios de comunicación están dispuestos a esconder la verdad”, sostuvo, para graficar el momento del periodismo. El periodista hizo un recorrido y un análisis de las mentiras del gobierno, en complicidad con los medios de comunicación hegemónicos. En ese marco, señaló el falso viaje en colectivo de Macri y la desmentida del diálogo sobre soberanía con Inglaterra. “Hay una protección mediática que lo tienen protegido y a salvo como nunca antes se había visto”, reflexionó. “También es verdad es que nunca el poder político le había pertenecido tanto al poder real como con este gobierno”, agregó.

En otro tramo indicó que “comunican que quieren el diálogo, pero es todo una mentira, un gran cinismo”. “Es imposible convivir con tanta mentira y eso el gobierno no lo podría desplegar sin el aporte de los medios”, completó. “Esta tristeza tenemos que convertirla en lucidez, cada uno de nosotros tiene que ser una célula muy activa para discutir y convencer a más gente y revertir esta lucha desigual. Es más fácil que el mundo estalle en mil pedazos a que el capitalismo y sus dueños de comunicación puedan ceder un palmo de lo que tienen. Sin embargo, como decía Eduardo Galeano, caminando hacia el horizonte aunque uno nunca llega, la utopía tendrá algún sentido, así que vivámosla cada día de nuestra vida”, finalizó.

Antes de darle la palabra el moderador de la mesa, Gonzalo Seoane de Prensa Madres, pidió un fuerte aplauso para la señal Telesur, que estaba cubriendo el evento. A lo largo de las tres jornadas se reclamó su reinclusión en la grilla de la Televisión Digital Argentina.

La Presidenta de la Asociación brindó las palabras de cierre del Congreso. Inicialmente, contó cómo las Madres lograron comprar el primer megáfono para hablar en la Plaza, que fue el primer medio de comunicación parido por ellas, el 30 de abril de 1977.

“Para las Madres, la comunicación siempre fue un gran problema, primero por todo lo que dijeron de nuestros hijos, que fue la justificación para torturar, violar, matar y asesinar a miles y miles de pibes y pibas y a tres de nuestras mejores Madres”. ‘Terroristas’ y ‘Madres de terroristas’, por ejemplo”. “Inventamos mil cosas y siempre fue trabajoso”, sostuvo.

Hebe brindó detalles de la solicitada publicada el 10 de diciembre de 1977 en el diario La Nación, que les costó la vida a las tres Madres desaparecidas. Además, contó diversas estrategias desplegadas, por ejemplo como cuando, para el centenario de la ciudad de La Plata, compraron globos para elevar el cartel con su consigna que estaba siendo tapado por policías de civil. Cuando los militares realizaron el desfile, soltaron el cartel atado con globos que, finalmente, vio todo el mundo. “Miren todo lo que tuvimos que hacer. Uno siempre tiene que hacerse bien. Los pueblos tenemos millones de cosas para hacer”.

Para finalizar, Hebe contó la transformación física que sienten las Madres cada jueves, al ir a la Plaza: “Cuando salimos nos duele todo y cuando llegamos a la Plaza se nos van los dolores porque es el encuentro con nuestros hijos. Si ustedes se quieren curar, vengan a la Plaza. Cualquier dolor que tengan, marchen con los Madres y les va a agarrar amor, ganas de pelear, de putear, de decir hijo de remil putas; vamos compañeros, no perdimos la guerra, perdimos una batalla nada más”.